lunes, julio 14, 2008

Asado con bronca



La marcha de la bronca, casi un himno de Pedro y Pablo, en la Argentina de nuestra juventud.Hoy sigue vigente en esta versión actual. Con un montón de buenos músicos argentinos: Mollo, Fabiana Cantilo, León Gieco, Charly García, etc etc, etc.

Ayer asado, amigos, carne argentina, riquísima, hacía rato que no comía carne. Y hacía rato que no salía de casa.
Nos juntamos viejos conocidos, y cuando digo viejos hablo de treinta y cinco o cuarenta años. Viejos conocidos, ¿no?
De los que sabemos quién es Emilio del Güercio -se nos cayó, dijo uno-.
Recordamos épocas en las que otro amigo que ahora vive en España, casado , con hijos y mujer celosa al lado, hablaba de libros, no se movía de su sitio para dar vuelta un chorizo, no sabía hacer asados. Otro recordaba cuando el tipo tiró todo el asado junto, así arriba del fuego, de una. Es que no sabía. Sólo sabía de libros. Ahora hace pizzas en un pueblo de Asturias. Al revés que nuestros abuelos ¿no? Ellos hacían pizza y nosostros estudábamos. Ja! Así hablaba Zaratustra...esa era la época, más o menos, de Simon & Garfunkel, el chimichurri en vez del kitucho y los pelos largos en vez de las canas. Ayer nos probamos pelucas. Nos repartimos la ropa y objetos de mamás o papás que murieron. Y, terminamos hablando de política, como antes hablábamos de Zaratustra, ayer de Kirchner.
Soñé feo. Feo. Feo.

Me despierto esta mañana y leo el diario por internet, y para el que quiera oír que oiga como diría la canción, les paso el link del página 12 de hoy, donde así hablaba Kirchner ayer o anteayer, frente a gente de la cultura de Carta Abierta... yo sólo copio un párrafo...para leer todo lo que dijo y sacar conclusiones propias, pinchar en el enlace.

Un movimiento golpista

La anulación de las leyes de punto final y obediencia debida fueron los momentos decisivos durante mi gobierno y siento que este desafío por las retenciones lo será del de Cristina. Porque hay que decirlo con toda claridad. Estamos ante un movimiento destituyente, golpista. Han querido que Cristina se fuera del gobierno. El Día D que habían fijado fue en aquel fin de semana largo. Estábamos en Olivos, con la presidente y algunos amigos, y en la puerta golpeaban con las cacerolas de teflón. Estaba el audaz y revolucionario Hugo Biolcatti, con el comandante guerrillero Eduardo Buzzi y el primo Luciano de Martínez de Hoz. Ya vimos cómo funciona la transversalidad de la oligarquía, con compañeros de mi partido, camaradas de la izquierda, democráticos alfonsinistas, la señora que no quiero nombrar, la señora Pando, el general Reimundes, enemigos como siempre, y es bueno que lo sean. Esto nos dio fuerza. Otra vez vienen de atropellada, con la escarapela, para agredir. Pocos medios se animan a decir que la bandera es de todos y que ellos la mancharon. La respuesta debe ser más democracia y más institucionalidad.

Frente a esto, no podemos ser miserables y dar dos pasos atrás. Tenemos que dar cinco pasos adelante, por nuestra historia, por nuestros compañeros que no están. Hay asignaturas pendientes que hay que rendir. Hemos recuperado el empleo, pero tenemos que recuperar la calidad del empleo. Hemos puesto en marcha el financiamiento educativo, pero tenemos que recuperar la calidad de la educación, fijar el proyecto educativo nacional. Hemos avanzado en la distribución del ingreso, pero es insuficiente. Nuestro país sigue siendo asimétrico. El conurbano bonaerense y el norte han sido devastados por el modelo neoliberal. Tenemos que enfrentar la concentración económica, los monopolios mediáticos.

Fierros mediáticos

Hoy que afortunadamente las Fuerzas Armadas no se dejan tentar en estas situaciones, los fierros son mediáticos. Y han actuado sin miramientos. En el 55 nos hubieran encerrado en un barco y en el 76 estaríamos bajo tierra, pero yo estoy más apasionado que nunca...

2 comentarios:

Mauricio dijo...

Hola!

Tengo este video aca en la computadora, lo pngo a tocar de vez en cuando.

Lindo encontrar viejos amigos.

Diana Laurencich dijo...

sí, también nos reencontramos ayer ...pero esta vez fue más divertida...

yo no conocía esta versión...me gustó.
UN beso Mau!