viernes, julio 25, 2008

Día fuera del tiempo



Hoy se celebra el día fuera del tiempo. Los mayas, los que hicieron el calendario más exacto de todos los conocidos, tenían el 25 de julio como el día del no tiempo o el día fuera del tiempo.

Hoy hay festejo en casa. Amigos. Los que creen y los que no. Los que perdieron hijos, los que perdimos padres, los que reímos , los que lloramos. Los que tenemos ganas de mandar todo al carajo. Los que dicen Om, los que rezan. Los que blasfeman. Los que marchan. Los de pañuelo blanco en la cabeza aunque no todos sean madres de plaza de mayo. Y festejan el fin de una etapa. El comienzo de otra. Los creativos. Los científicos. Los exquisitos y los vulgares. Los que hoy podemos cantar: What a wonderful word!



"Así como el aire es la atmósfera del cuerpo, así el tiempo es la atmósfera de la mente;
si el tiempo en el cual vivimos consiste de meses irregulares y días regulados por horas y minutos mecanizados, eso es lo que llega a nuestra mente: una irregularidad mecanizada.
Si todo procede de nuestra mente, no es de extrañarse que la atmósfera en la cual vivimos se encuentre contaminada, y nuestra queja sea: "No tengo suficiente tiempo".
Quien posee tu tiempo, posee tu mente.
Posee tu propio tiempo y conocerás tu propia mente".
José y Lloydine Argüelles

Gracias María Wernicke, gracias Aitana Carrasco, gracias Fran por tan hermosos mails ayer.


5 comentarios:

Pancho dijo...

Segunda vez que lo veo hoy. Así que con el derecho que tiene la ignorancia frente a la sabiduría, humildemente pregunto: En qué corno consistía/consiste el día del no tiempo? Tiraban todos los relojes, los mayas? Les sacaban las pilas?
O es una excusa para una fiesta en toda regla, que no tiene hora de inicio ni de fin ni de duración?

Nada que agradecer. :)

Diana Laurencich dijo...

acá va la explicación Pan:
La palabra calendario proviene de la palabra "calendas" en latín, que se refiere a los calendas, que son los períodos a través de los cuales se medía el tiempo solar. Es decir, de un determinado día del año de donde el Sol salía, se tomaba el registro de tiempo y se contaban cuántos días transcurrían para que el Sol volviera a salir en el mismo punto, o sea medir el tiempo que tarda la Tierra en darle la vuelta al Sol.

Ahora sabemos la precisión en el cómputo de tiempo del movimiento de translación de la Tierra, el cual se realiza en 365,242199 días. La necesidad del hombre para organizar su vida con respecto al tiempo astronómico lo llevó a crear un instrumento de fácil utilización: el calendario, un sistema con el que podía dividir el tiempo en períodos iguales para determinar las épocas de calor, de lluvia, de frío, de siembra, de cosecha. Los fundamentos del calendario son: la división de períodos exactos que cubran el ciclo que tarda la Tierra en darle la vuelta al Sol. Esta división debe de estar organizada en unidades que equilibran un ciclo de día y noche y que cubran este gran período de un año. Después, estas unidades deben de organizarse en períodos mayores, los cuales son los meses, (que para determinados pueblos en el planeta tenían diferente duración, pero que están en función de la vuelta que tarda la Tierra alrededor del Sol).

Los beneficios que se obtienen al medir el tiempo (calendario) son: la sincronización de tu ser con tu entorno, cualquier movimiento, actividad o evento que realices puedes sincronizarlo con el tiempo universal, es decir, con el movimiento de la Luna, el Sol, las estrellas; iniciar una actividad al mismo tiempo; armonizar la vida de los seres humanos con todas sus actividades, como siembra, cosecha, períodos de trabajo, etc., con el trabajo y los períodos de la Tierra misma como ente superior en su ir y venir espacial alrededor del Sol.

La Tierra también tiene sus períodos de calor, frío, trabajo, descanso, etc. El calendario es el instrumento que el hombre ha desarrollado para armonizar los períodos mayores con su propio tiempo biológico. Esta es la manera en que experimentamos el tiempo en nuestro cuerpo físico.

El tiempo lo experimentamos con la mente, no es algo que podamos tocar, ver, degustar o escuchar; lo hacemos real al momento que lo pensamos, es aquí donde lo vivimos.

El calendario maya o galáctico inicia su año el día 26 de julio.

beso

Pancho dijo...

Muy buena clase! Gracias! :)
Pero a pesar de ella hay una duda que persiste:
Quedamos entonces en que el 25 de julio, es el día previo al inicio del año, verdad?
Y por qué se le dice día fuera del tiempo? No pertenece al calendario? Es por eso? Eh? Eh? Lo han dejado afuera, solo, triste y abandonáu como lechuza en panteón por antisocial? Porque no cuadra en el calendario? No se lleva bien con los otros días? Por qué segregan al pobrecito 25 de julio?

María W. dijo...

What a wonderful word!
No sabía... no sabía del día fuera del tiempo, no sabía de la fiesta, no sabía nada y leí. Mientras leía pensaba, ahí falto yo, ahí me habría gustado estar. What a wonderful word! Y de pronto leo.
Fue un lindo día, aunque no haya estado. Y, curiosamente, o no tanto, fue un día en que no importaron los minutos ni las horas. Beso
PD: en tu nuevo blog no consigo ver videos ni escuchar música... veo en yuotube cundo me deja.

Maria Teresa dijo...

HOLAAA ENCANTADA ESTOY DE VER TU BLOG!!! ME MARAVILLA CUANTA FUERZA!!! CUANTA ALEGRIA!! ME SIENTO IDENTIFICADA AUNQUE LAS SITUACIONES FUERAN OTRAS EL SENTIMIENTO DE PLENITUD ES COMPARTIDO!!!, TE INVITO A CONOCERME TAMBIEN CUANDO TENGAS GANAS!!, EL SINCRONARIO MAYA ES PARTE DE MI FLUIR!! IN LAKE CH!