lunes, agosto 11, 2008

Surprais










¿A que no se imaginan a quién pertenecen estos dibujos?
Sí señor!...o no señor!.....depende de lo que hayan contestado.
Son dibujos míos de hace muuuchos años, que encontré el otro día, en el último viaje a Buenos Aires, en una bolsa debajo de una cama -vaya a saber por qué- de una de las tantas camas que aún guarda la casa de mi padre en Buenos Aires.
¡¡¡Una emoción in-cre-í-ble !!!!
Estos bocetos, de los cuales sólo escanée algunos, pertenecen a un blok de dibujo que llevaba a MEEBA, la Mutual de Estudiantes de Arte de Bellas Artes, dónde no sólo nos enamorábamos y nos peléabamos y nos emborrachábamos en sus promiscuas fiestas de fin de año ( recordar que en esa época el SIDA no existía, por favor señores, estoy hablando del año 1981 u 82!!!) sino que además de todo eso disfrutábamos del lujazo de tener clases de Croquis de desnudos, los martes a las 21 hs. gratarola....Gratis!
Si mal no recuerdo íbamos con Elenio Pico, Pablito Paez, María Rosa López, y algunos otros que mi memoria ha olvidado.
El tema eran quiénes daban esos cursos, anoten:
Aída Carballo, Roberto Páez, Benítez, Eduardo Pesce...etc etc etc...
Éstos creo que los hice en el taller de Aída, creo... porque el taller de Paéz fue apoteótico, lo recuerdo bien , fue con cuatro modelos desnudos al mismo tiempo, ¿te acordás Elenio? tres tipos con distintas pieles y una mina que se modelaba todo, una banqueta y una soga....
Era después de asistir a la escuela Manuel Belgrano, en Barracas. O mejor dicho de ir a tomarnos una ginebra entre cuatro y fumar un atado de Particulares negros, entre tres, en el Bar del Diamante.
Esa fue nuestra verdadera escuela. Ahí aprendimos a dibujar, a vivir, a soñar.
Yo tenía 18 o 19 añitos....

Salud!

10 comentarios:

.ludmila. dijo...

Ja! Cuánta similtud con mi ya pasada -precozmente- adolescencia! Y muchas similtudes vividas en el Fader, claro está.
Yo vi esos bocetos, me los mostraste en tu visita; y son realmente muy bonitos (aparte de significar algo tan emotivo para vos, obvio).
Beso enorme, Danixa!

Adriana Menendez dijo...

qué lindo que es encontrarse con estas cosas en la casa de los viejos, cosas que ni siquiera se pueden llamar perdidas porque ya no nos acordábamos que existían; independientemente de la carga emotiva que puedan tener estos dibujos para vos, están muy buenos. me estoy poniendo al día con tu blog de a poco, y me gusta mucho. como bien decís... salud! beso

piero dijo...

che que lindos dibujos!! me dio nostalgia cuando contabas del delirio energetico de los 18.Yo me la pase joya en el quilombo que era bellas artes en la plata.....un beso

Patricia dijo...

Viste, Diana, como a vos también te parece que hubiera sido ayer? Qué lindo ver lo que hacías en esa otra vida. Y por lo visto era linda la vida a los comienzos, a pesar de la ginebra los dibujos son muy buenos, che.

María W. dijo...

Son muy buenos los dibujos, muy sueltos, armónicos... me encntan.
Distinto momento, distinto bar, la misma escuela... ja, qué vida esa.
Besote

No rompí ningún plato, pero te di bola y subí un collage.

manuel_h dijo...

preciosos!

Diana Laurencich dijo...

grazie tante a tutti,
cuando pueda tener un poco más de tiempo les contesto a cada uno!!!
besos a todos

Diana Laurencich dijo...

quise decir cuando pueda, o, cuando tenga un poc más de tiempo...psss..pá que no diga por ahí nadie que hablo mal...jaja

eleniop dijo...

la que dibujaba eras vos...yo solo bebia ginebra y fumaba porros...en cuanto a las fechas esta claro 81 82
elenio elenio

Danixa dijo...

¿sí? te recuerdo en la Belgrano con tu campera marrón de piel y el rollo de dibujos abajo del brazo, diciéndole a la Parisi de guardapolvo gris: yo me voy, esta escuela no sirve para nada!
jaja...bueno, después de Meeba entonces me iba a tu casa...sería así...