lunes, noviembre 24, 2008

Cadena trófica

Vi una araña depatas largas
casi llegaba al reloj de la cocina
seis y media de la matina
mejor así no hay mosquitos
abrí la puerta
entró la gata
buscaba algo
comió bebió y salió rápida
al rato traía un pichoncito entre sus dientes
la agarré del cuello
y el pájaro voló
Baltasar lo ayudó a salir por la ventana
después volvió a mirar a los perros de la reja
ladraban por comida
la gata erizaba sus pelos
y erguía la cola como un mástil
la perra va a tener cría
las tetas le cuelgan
el negro la muerde
nos acompañan hasta la parada
a cambio de un poco de agua
hoy no hubo comida.

La cadena está rota en mi humanidad.

5 comentarios:

VALDI dijo...

A la perra le cuelgan los críos por las tetas, y la cadena se suelda tambien por humanidad.
Solo son los ñoquis los que no saben que hacer consigo, mientras el agua se hírve!
Ya está lista la salsa? Pues vamos a emplatar.
Un beso.

Miguel Baquero dijo...

Me ha gustado mucho. Los humanos, es verdad, parecemos un elemento extraño entre los perros, los gatos, los pájaros y los insectos que pululan a nuestro alrededor entretenidos con sus asuntos primarios.

A veces los envidio.

Danixa dijo...

yo también Miguel, casi siempre los envidio.

cima dijo...

...IMITALOS !!!(después me contás)

Danixa dijo...

ehhhh..como si fuese tan fácil che!