jueves, mayo 15, 2008

Regalo



Esta mañana cuando abrí el correo, me encontré con un regalo: una imagen del genio de Mauricio Planel, del que siempre les hablo, el mejor collagero collagista o como se diga , que conozco.
Me mandó la segunda versión que envió para la revista Florense, ( la primera es la que subió a su blog: www.elcollage.blogspot.com , y que yo le decía que me hacía recordar a los cielos de Magritte.
He aquí lo que me explicaba:


Te mando un collage que hice para la revista florense, fué la segunda opción que les mandé. Espero que te guste.
Es para ilustrar una crónica de Ruy Castro, óptimo escritor brasileño. Y cuenta cómo el celular cambió vários hábitos lindos: el reloj de pulso, música en discos, agendas telefoncas, en fin todo que se quedó en el camino con la llegada de la tecnologia.
La otra, que te gustó, tiene a Santos Dumont y Cartier charlando, fué Cartier que le hizo el reloj de pulso a Santos Dumont para que pudiera volar sin tener que sacar el reloj del bolsillo!!
Bueno Diana, te dejo un beso y arriba.

Yo no sé cómo agradecer a los amigos que están a mi lado en estos momentos, a Ariel en primer lugar: mi ángel de la guarda. A Mauricio, Pappo, Eduardo, Gabriel, Daniel, es como si fueran la escolta privada de una estrella de cine, lo raro, es que no soy una estrella de cine.
Ayer me reía porque leí en yahoo que Angelina Jolie se fue con el guapo de Brad Pitt, y sus cuatro hijos, más dos niñeras, y tres guardaespaldas a Francia, al tremendo caserón de un socio o algo así de Bill Gates.
¡Jo-der!, digo...tanta gente mal repartida , ¿no?
Esta bien, yo con un crío solo me las banco, pero, cuando hoy barría las hojas del otoño, mi hermoso tilo, que desparrama su amarillo y llena de un crujido maravilloso el silencio del amanecer, pensaba en todo esto que les digo.

Tres guardaespaldas, para un par de enamorados con muchísimo dinero.
Yo tengo ángeles y arcángeles, que cuidan mi vida autosuficiente.
¡Sin contar al
Rey Mago!

Gracias Mauricio, ojalá, que a vos y a todos los que me cuidan en estos momentos, les pueda devolver aunque sea algún día, un poquito de lo que me están dando.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Diana, soy G.Morales. Qué bien te queda el naranja, y el verde!!! sólo eso..... tengo un regalo pra vos ya que estamos de esos... ya te llamo en estos días y quizá unos mates de otoño , si?, un beso! gus

Diana Laurencich dijo...

UY! qu{e lindo suena eso!!!
vuelvo el martes a Mar del Plata y nos tomamos los mates!
Gracias Gus!

piero dijo...

che diana,que buen regalo el de mauricio eh?
Sabes el quilombo que bebe ser irse de vacaciones con tu marido tu pibe y dos gorilas......la de caramelos que tenes que comprar y berrinches que se arman....porque los guardaepaldas aburridos son peores que los pibes.
un abrazo

Diana Laurencich dijo...

jaja...sos genial Piero, cre que jamás me fui de vacaciones así, creo que jamás tuve marido y menos guardaespaldas!
No...no me lo puedo iamginar...me quedo con Brad Pitt!