jueves, agosto 28, 2008

Expulsada de Villa La Angostura




Deberías cambiarle el título a tu blog.

Así me dijo Noemí Valdez, cuando se enteró del nombre. Habíamos salido de una sesión de gemoterapia impresionante.

Así me reí yo. Con una risa de haber alcanzado el satori.



Ya no sé qué hacer conmigo se convertiría, en Ya sé, ya sé, aunque me equivoque ahora ya sé.

O por lo menos sé algunas cosas que haría conmigo. Una de ellas: Volver en cuanto pueda a Villa La Angostura..Vivir allí. Al sur. Al sur de Argentina.


La Villa como le llaman ellos, me dejó en un estado de éxtasis profundo. Más profundo que el que conseguía cuando era adolescente, escuchando en un “cassete” el susurro monótono de un tipo. Era el Método Silva de Meditación Trascendental. Se había puesto de moda en aquella época y mi vieja lo consiguió prestado del tío Carlitos.

Más y más profundo cada vez… así decía, así, todo el tiempo.

¿Será que me hace vivir bien a unos 500 m de altura?,¿Será que su clima seco, de montaña, me favorece?¿O será más bien que la Villa es un lugar al que todos deberíamos alguna vez acceder porque es un paraíso?


Creo que los amigos que nos recibieron -no le puedo llamar de otra manera a gente que se desvive para que una se sienta bien y cómoda- el Director de Cultura Alejandro; su mujer Mariana; el Secretario de Gobierno Emilio; Anita, la dueña de Traunco la hostería en que nos alojamos, sus hijos, que a veces hacían de recepcionistas otras de camareros; Emilia, la dueña de la Casita de la Oma; Noemí, y su hermoso Seres con piedras de una belleza espectacular; Pablo, gerente del Correntoso; Martín, uno de los dueños de Tinto Branco, su novia , su barman que había vivido en Lanzarote, su chef y su equipo; Zulma, la asistente del Centro de Congresos y Convenciones más dulce que sus mates ; el sonidista de ahí, del que no recuerdo el nombre, como tampoco recuerdo el del dueño del restaurante Waldhaus aunque su cara me haya quedado grabada para siempre. Creo que no me olvido de nadie. Y como empecé diciendo, creo que estos amigos son lo que son gracias a que todos son o fueron otra cosa.

A ver si logro explicarme. Todos tienen una cabeza abierta, permeable, dispuesta a los cambios, dispuesta a vivir la vida de otra manera , dispuesta a girar 180 grados como decía Man Ray: la cabeza es redonda para que las ideas puedan cambiar de dirección.

Ya voy a explicar por qué sentí esto en cada caso particular. En sucesivos post.

Por ahora les digo sólo esto: tengo la sensación de ser Eva.

Cuando hoy subí al avión, me sentí expulsada del paraíso.


(Para ver los lugares de los que hablo pinchen en los links, las palabritas verdes...)

12 comentarios:

Pancho dijo...

Muy bien, Viva!
Me encantó el relato, y me maté de risa con la imagen de Eva en avión.

Patricia dijo...

Desde aquí, tan lejos del paraíso, envidio profundamente esa experiencia, pero es bueno saber que existe tal lugar.

piero dijo...

que bueno!! yo me acuerdo estar ahi a los 17 con una mochila despues de haber comido polenta por 2 semanas.
que lugar de primera.
Eso es meditacion trascendental.....jajja.saludo

Diana Laurencich dijo...

Gracias Pancho, así fue, una Eva actual...volviendo a mis pagos...sin ninguna gana.
Ví la nieve después de tanto tiempo!beso...

Patricia, cuando vengan a la Argentina tienen que ir para allá, es un lugar donde uno podría morir tranquilo.
Espero que en Londres ,si es que no están de vacaciones, haya al menos un poco de sol!

Piero:Viste? Totalmente...yo comí un poco mejor que polenta...me invitaron a dar una charla y comimos super rico en distintos restaurantes y bistrós del lugar.
Pero mi vesícula no me dejaba tomar ni vino, ni comer chocolates, ni cordero ni nada...imaginate lo que fue.Pero Igual comí riquísimo, unas truchas alucinantes!
Lo mismo que a Patri, si no te fuiste de vacances, ojalá que tengas un poco de sol aunque sea inglés!jaja

Carol dijo...

Se ve que Villa La Angostura es un lugar precioso

Bueno, señora, aqui la estamos esperando... ya falta poquito!!!
Beso y abrazo

Anónimo dijo...

que hermoso,que bueno que te haya hecho tan bien,se te nota radiante!!!!!!!!!!!!!!!me alegra y espero que te haya ido super bien con la conferencia,
besossssssssssssssssssssssssssss,
ya me contas!!
Juana Bou García
la gallega

Anónimo dijo...

ojala hayas conocido tambien el lago espejo, pegadito al correntoso, "ese " es mi lugar en el mundo......de ahi mi nombre...VIA LACTEA ( coincido con cuny, se te ve radiante,besotes)

Diana Laurencich dijo...

Carol..ya ,ya, ya....

Gracias Guapa!

Vía Láctea, a nosostras siempre nos gustaron los lagos. Todavía me acuerdo de nuestra charla frente al Nahuel Huapi...18 añitos teníamos?
jaj! besote

Anónimo dijo...

Maravilloso,cuántos lugares increíbles para ir viviendo en cuanto podamos,pero si deberíamos ser nómades!!!
aguacate & fresas

Diana Laurencich dijo...

Esa es una buena idea, volver al principio, ser nómades...

Anónimo dijo...

PERPETUO SOCORRO: PRESENTE!!!!!!!!!

Pancho dijo...

Personalmente, preferiría ir un rato antes de morirme, cuestión de disfrutarlo, tranquilo. Después sí, no tengo drama en morirme, tranquilo.
Pero para morirte podés ir a cualquier otro lugar... de todos modos no creo que vaya a importarte gran cosa lo que pase después ;)