sábado, agosto 09, 2008

Lo vio en plena libertad


Ayer, no sé si vieron la declaración de Bussi, uno de los represores de la época de la dictadura militar, que está siendo juzgado en Tucumán, ahí donde supuestamente los argentinos se (nos) declaramos libres de España en 1816.
Y digo se/nos porque si bien concuerdo con la idea de independencia que tuvieron algunos, no me cierra lo de independizarse de un imperio para someterse a otro, ni llamarse independientes cuando todavía la sangre caliente de los pueblos originarios del lugar abonaba la tierra. Pero eso es harina de otro costal.
Volvamos a la declaración de Bussi, que para el que quiera leer más sobre sus ridiculeces le hago el link aquí.

No sólo fue vergonzosa, teatral, anacrónica y jodidamente real, sino que fue de un surrealismo difícil de aceptar.

Cuando Bussi, se refirió al senador que había mandado encarcelar, torturar , y luego soltar, me asqueó que dijese que era un perejil y un buchón, pero lo que casi me hace llorar, de risa o indignación- ya a esa altura no sabía qué era lo que me producía- fue cuando dijo :
"Su mujer , gracias a mí, lo vio por última vez en plena libertad"
.

¿Qué entenderá este señor por libertad, si la mujer lo vio caminando lastimado por el patio de la cárcel de Urquiza? ¿Esa será la libertad para él? Entonces que lo dejen en plena libertad a Bussi, no? Eso sí, en la misma cárcel que estuvo libre Guillermo Vargas Aignasse.

Imagen: Leandro Teysseire para el diario Página 12.

4 comentarios:

María W. dijo...

Sí, señora. No lo vi pero leí: no lo podía creer, creer por entender, como no entiendo tanta, tanta injusticia.

Diana Laurencich dijo...

María nuestros años permiten reconocerlos ¿no?
Así de increíble, injusta y arbitraria fue esa época.
Un beso.

VALDI dijo...

Recordemos esta cita:
"¿Has terminado ya?, porque me importa una mierda lo que sepas o no sepas, te voy a torturar de todos modos".
Michael Madsen en Reservoir Dogs.

Diana Laurencich dijo...

así nomás de crudo...pero además patético cuando se le caían los mocos.